Observatorio de Video Digital


VAM Brighton – Upcoming events by alvarocollar
06/05/2010, 1:39 pm
Filed under: Talleres

>> FREE VIDEO WORKSHOP   @ PHOENIX BRIGHTON

SUN 30 MAY// from 10am until 4pm

// FREE BUT ADVANCED REGISTRATION REQUIRED

Register now ar: http://www.phoenixbrighton.org

>>RECYCLING YOUTUBE WORKSHOP @PHOENIX BRIGHTON

SUN 16 MAY // from 10am until 4pm

// 50punds-40pound conc

>> SCREENING OF SEARCHED FOOTAGE (I)  @ PHOENIX BRIGHTON

SUN 23RMAY  // FREE // From 2pm

>> SCREENING OF SEARCHED FOOTAGE (II)  @ PHOENIX BRIGHTON

SUN 6 JUNE  // FREE // From 2pm

for more information please visit:

http://videoartmapping.wordpress.com/

Advertisements


Video art mapping by alvarocollar
04/04/2010, 6:05 pm
Filed under: Proyección

por Álvaro Collar

Durante los próximos meses el OVD participará de forma activa con dos proyectos de video mapeado artistico en las localidades de Brighton (East Sussex, Inglaterra) y de Chinchilla (Albacete).

En VAM Brighton el Observatorio propondrá dos jornadas de visionado y reflexión de video online. Con el titulo, “Searched Footage”, se exhibirán obras de plataformas de video sharing online como Vimeo, Youtube, Youku o Tudou. Las jornadas tendrán en lugar en el centro de arte Phoenix Brighton con motivo de la residencia artística que alli realizaré. Las fechas de las proyecciones son: 23 de Mayo y 6 de Junio de 2 a 4pm.

En VAM Chinchilla el Observatorio participará en los talleres que se desarrollarán tanto en Chinchilla como en Albacete. Además de una propuesta de visionado de obras online, se analizará la relación de los espacios con su representación videográfica y la su mutua influencia. Los talleres se desarrollarán el 8 y 9 de Abril en ambas localidades.

Para más información sobre el proyecto VAM:   http://videoartmapping.wordpress.com/



Openfilm otra plataforma para cineastas on line by publicframe
22/02/2010, 6:48 am
Filed under: Textos | Tags: , , , , , ,

por Alberto Tognazzi


La industria audiovisual está en un proceso de revolución radical que se refleja en cómo los usuarios acceden y disfrutan de sus contenidos.  Se están rompiendo las ventanas de distribución tradicionales que han quedado obsoletas (eso de 1 mes en cine, 1 mes en DVD y luego pasamos a TV de pago y sucesivamente a la tv generalista), y nos estamos dirigiendo hacia proyectos audiovisuales 360 a los que los usuarios acceden cuando quieren y como quieren, desde el terminal que quieran, “on demand”, de pago o gratuitamente.

En estos últimos meses está tomando forma el futuro panorama de la distribución de contenido cinematográfico en plataformas on line, a la espera de que alguien saque un Spotify del audiovisual con tarifas planas de contenidos donde serán las operadoras (que se están fusionando con los canales de tv), quienes repartiran los beneficios en forma proporcional al consumo.

Hay un montón de plataformas cada vez más interesantes, capaces de generar benficios a través del pago por descarga, o en modelo subvencionado con anuncios.

En españa tenemos a Filmin.es que está empezando su andadura con cierta seriedad una vez que han superado todos los problemas tecnológicos y de escalabilidad.

Otro proyecto es viyoi.tv, que en forma de marca blanca, ofrece su solidísima plataforma tecnológica para que las distribuidoras y las productoras puedan distribuir su contenido en una pasarela de pago multiplataforma: tv, web y móviles.

La estrella hasta el momento, a nivel europeo, es theauteurs.com que tiene una capacidad de viralizar sus contenidos realmente extraordinaria, con un incremento de usuarios suscritores del 25% mensual.

Todas estas plataformas son fantásticas herramientas para que los creadores puedan distribuir su contenido on line y mantener el contacto directo con sus seguidores.

La plataforma que está consiguiendo llamar mucho la atención de los creadores americanos (lo queramos o no, hasta en lo “indie” son referencia), y de blogs de relevancia como Mashable, es Openfilm.com. Recientemente ha tenido un subidón de notoriedad a pesar de estar operativa desde mayo 2008.

Esta plataforma, la respuesta americana a theauteurs.com quiere hacer de puente entre los creadores, la industria tradicional y sacar el máximo partido a las redes sociales, con el concepto de que cada uno de nosotros es preceptor de sugerencia hacia sus amigos, y por lo tanto cuanto más fácil lo tenemos para difundir lo que pensamos, más impacto tendrán nuestras sugerencias.

http://mashable.com/wp-content/uploads/2010/02/openfilm-top.jpg

Openfilm no solamente está en contacto hoy con muchos cineastas emergentes, sino también estan centrando gran parte de su atención en las organizaciones que puedan ayudar a estos cineastas, sobre todo los festivales de cine y las escuelas de cine. Al trabajar de la mano con varios festivales de cine, escuelas de cine y de arte, universidades y otras instituciones que apoyan y fomentan la creación artística, se están recortando el rol de foro ideal para que los nuevos talentos puedan ser descubiertos por un público más amplio.

El mundo del audiovisual on line no para. El presente es muy estimulante. Ahora hay que ver hacia donde va.



Tiernos Hits by laurapicazo
15/02/2010, 12:31 pm
Filed under: Uncategorized | Tags: , , , , , ,

por Laura Picazo

Adorables pericias encabezan las listas de vídeos más vistos en todo el panorama YouTube. Tenemos, tienen, tengo, debilidad por lo que los niños llegan a traer a esos minutos de inocencia que tanto se visitan. Resulta curioso pensar qué hay detrás del éxito que los pequeños logran despertar entre los grandes. Muchos padres y padrinos inmortalizan estas reacciones dulces para nosotros, dentro de lo normal, seguramente, para sus protagonistas.

Algunos de sus errores, de sus torpezas, se convierten en delicias desternillantes  para un público que aprovecha su inocencia reciclándola en un estilo cómico, si me permiten, muy antiguo y muy moderno, gustoso de lo simple, minimalista y mohíno, que a mi me parece muy bien.


David sufriendo las consecuencias de la anestesia previa a algún horrible empaste. Su padre, el gancho de una broma cruel, sana, ya veremos, yo sólo estoy poniendo la mesa. Universal, seguro.

No sólo en el cosmos de YouTube sino también en el humano. Caídas, golpes, relativa moralidad o definitiva finalidad, más simple o más compleja.Un reírse del torpe pero con el torpe, por supuesto, aunque haya quien lo cuestione. Reivindicamos esa ternura con una risa muy de padre, que no abandona un enternecer de la carcajada, y es esa mezcla la que  funciona, pues no lleva cargo. Por ejemplo, la espontaneidad reconstruyendo una desgracia;

Si un niño la abandera, parece que nos salvemos todos aunque le encontremos la gracia, y digo yo, volviendo al recurso moral, ¿no nos estaremos riendo del desgraciado, del pobre, del infeliz, del que tiene miedo? No, hombre, son niños. ¿Encontramos absurdas, inverosímiles esas reacciones y por eso son divertidas? Si no fuesen niños, entonces, ¿sería nuestro sentido del humor cruel?

El debate, éste que se asoma entre juicio y broma, me parece se ancla en la conciencia y consciencia, como todos los debates graciosos y, a veces, señores, en lo que se escapa de ella. Echen un ojo al video más visto de 2009 y háganme, si se les abre el interés, una propuesta de respuesta. ¿Qué narices hay en la boca de Charlie que tanto engancha (literalmente) a los millones de personas que han pulsado play?



El primer video de Youtube by observator101001
11/02/2010, 2:51 pm
Filed under: Video arqueología | Tags: , , , , , , , ,

Primer video subido a la plataforma de Youtube. Una mera prueba del funcionamiento del sistema a cargo de Jawed Karim y Yakov Lapitsky en el zoo de San Diego.

A continuación, el texto traducido:

Vale. Asi que aqui estamos frente a los elefantes. Lo guay de estos tios es que tienen unas trompas muy muy muy muy largas. Y eso mola.  Y eso es más o menos todo lo que hay que decir.



Controlando la WWW by lolamartin
03/02/2010, 9:08 pm
Filed under: Textos | Tags: , , , , , , , ,

por Lola Martín-Gil

www

















Hace poco más de dos semanas se dieron a conocer las intenciones que el Gobierno de Italia tenía respecto a la difusión de vídeos en Internet. Básicamente, se trata de la creación de una ley que obligaría a obtener una licencia gubernamental a aquellas páginas web y/o usuarios que suban imágenes en movimiento con y sin sonido a Internet, de manera que se les equipararía al mismo nivel que una emisora de televisión o que cualquier medio tradicional.

Esta ley, si finalmente se llegase a aprobar, destrozaría casi por completo dos de los principios básicos que rigen Internet, por un lado la democratización de los contenidos y por otro, la inmediatez de la información, aparte de suponer una restricción, si no completa sí parcial, a la libertad de expresión, ya que centralizaría la decisión de emitir -o no- una pieza audiovisual en una institución, en este caso el Ministerio de Comunicaciones.

Por un lado esta propuesta podría responder a intereses económicos. El Primer Ministro de Italia es a su vez dueño de diferentes empresas relacionadas con el mundo de la comunicación, por lo que esta ley le permitiría tener la posibilidad de controlar aquellos contenidos desarrollados de manera independiente, así como comprobar si su “imperio de la comunicación” se ve perjudicado en lo que a derechos de autor se refiere.

Por otro lado, estarían los intereses políticos. ¿Qué ocurriría si un ciudadano quiere subir un vídeo acerca de algo incómodo para el Gobierno? ¿Actuaría de manera transparente o lo intentaría boicotear tal y cómo pudo ocurrir en Irán el año pasado?

De cualquier manera, esta medida que propone el Gobierno de Berlusconi se enfrenta con el anuncio que hace una semana dio el Papa Benedicto XVI, en el que incentivaba a sus sacerdotes a que se comunicasen con los creyentes a través de las nuevas herramientas que Internet ofrece, ya sean blogs, vídeos o redes sociales. Resulta cuanto menos curioso contrastar estas dos formas de comprender y utilizar Internet por parte de dos instituciones públicas.



Dudas razonables by Marco Odasso

por Marco Odasso

Imagen por Eneko

Cuando, con cierta sorpresa, se descubrió que el Anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible incluía novedades importantes en cuanto a la defensa de los derechos de propiedad intelectual en Internet, los internautas (como grupo social, probablemente por primera vez en España) se opusieron con una determinación hasta ahora nunca experimentada, tanto a nivel de repercusión como de número de iniciativas en contra de dicho apartado.

Si la el artículo en cuestión es aprobado ¿cuáles van a ser las repercusiones reales en lo que se refiere a los sitos de descargas P2P o de enlaces? Pues bien. Según el desarrollo del artículo, una comisión creada por el Ministerio de Cultura resolverá qué páginas Web están vulnerando los derechos de propiedad intelectual y decidirá su cierre o la retirada del contenido (o enlace) en cuestión, con la potestad de ejecutar estas medidas.

Ya. Pero las modificaciones propuestas para el desarrollo de la Ley, ahora, prevén la intervención de un juez para ratificar estas decisiones. Ésta ha sido la respuesta del Gobierno ante la dura reacción de los internautas en general. De hecho, que fuera un juez quien decidiera era la primera y más importante petición de los internautas. Aún así, parece que la protesta continúa, a pesar de ello. ¿Por qué?

Según explica en su blog David Bravo, abogado especialista en propiedad intelectual y derecho informático, “la figura del juez se reserva únicamente para autorizar la ejecución de la resolución de cierre que le llega ya adoptada por la Comisión, pero no en función de si los motivos por los que ésta se acuerda son o no acertados -esto es, no en función de si existe realmente causa para ese cierre, cuestión donde no podrá entrar el juez- sino en función de si la ejecución de la medida acordada por la Comisión puede suponer además la vulneración de determinados derechos fundamentales”.

Lo que sigue provocando el rechazo es el hecho de que al juez tan sólo le compite la ratificación de la medida, sin entrar en ningún momento en la materia de la disposición de cierre. Según los que se oponen a dichas medidas, el problema reside, esencialmente, en que, mientras con las leyes actuales, entidades de gestión de derechos de autor, como, por ejemplo, la SGAE, pierden constantemente la práctica totalidad de las causas llevadas a juicio contra sitos de enlaces y descargas, el Gobierno ataja el problema, quitándole la potestad a los tribunales de analizar la jurisprudencia de cada caso concreto, para dejarlo en manos de una Comisión, compuesta, además, por representantes de las propias entidades de gestión.

En resumidas cuentas, de lo que se queja el internauta es que, con esta disposición, lo único que hace el juez es ratificar una decisión en la que no ha podido opinar ni cotejar con el derecho existente.

Si, por un lado, las descargas ilegales de contenidos protegidos por los derechos de propiedad intelectual están lacrando al sector cultural, el miedo es que, al final, primen estos derechos sobre otros, sí considerados fundamentales en la Carta Constitucional, como los derechos a la privacidad, a la seguridad, la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión. En este caso, el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, la primera gran iniciativa en contra de las nuevas medidas incluidas en el Anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible, defiende que la suspensión de estos derechos fundamentales debe ser competencia exclusiva del Poder Judicial y no del Ejecutivo.

Entonces, ¿este Gobierno está prevaricando? Tal y como se plantea la medida, la prevaricación de un órgano no judicial es un riesgo real, especialmente si éste depende directamente de un Ministerio. Al no entrar en el mérito, el juez decide si ratificar o no, sin posibilidad de que la parte afectada por la decisión de la Comisión pueda ejercer una defensa eficaz. Pero no es de extrañar tampoco que el Ejecutivo haya decidido tomar cartas en el asunto, ya que, desde la propia Unión Europea, se insta a los Gobiernos a tomar medidas muy parecidas a las que propone el Gobierno de España. En Francia, aún con cambios impuestos por una brecha patente en los derechos constitucionales, se ha aprobado una medida muy parecida (la Ley Hadopi, nombre de la Comisión que tomará decisiones parejas a las de su homóloga en España).

En un intento de armonizar legislaciones, el Gobierno español decidió adoptar estas medidas, al elegir, de forma bastante discutible, incluirlas en una ley que, sinceramente, poco tiene que ver con esta materia.

De todas formas, mientras, por un lado, existe una necesidad de controlar el fenómeno de las descargas ilegales de contenidos protegidos por los derechos de autor, es plausible formular una serie de preguntas y dudas al respecto.

Por ejemplo, al “criminalizar” los enlaces, existe el riesgo de coartar la libre circulación de la información. Si yo dispongo de un blog y, para argumentar mis teorías, decido enlazar con otro blog u artículo (como en este caso con el de David Bravo), podría verme en la tesitura de tener que cerrar por haber infringido, supuestamente, la Ley de Propiedad Intelectual. Peor aún, me vería ante un juez para que éste ni me escuche, sino que tan sólo tenga que “firmar” o no un “papel” presentado por el Ministerio de Cultura.

Este supuesto lleva a otro. Entonces, si yo enlazo con, digamos, un artículo de El País o El Mundo, ¿no es este contenido de dominio público? ¿No deberíamos plantear una discusión abierta sobre el actual sistema de derechos de propiedad intelectual en un mundo en el que la copia ya no es física sino digital? Porque si estas cabeceras permiten compartir con sus widgets correspondientes estos textos, no se entiende que ahora pretendan querellarse contra Google (¿y los usuarios, gracias a la nueva ley?), por rastrearlos y publicarlos en Google News.

Porque, en el fondo, aquí no se discute solamente la descarga de un tema musical o de una película (aquí el fallo en el “sistema”). Más bien estamos poniendo en tela de juicio el concepto mismo de Internet, en la que el enlace es una parte fundamental, primaria, de su funcionamiento. De hecho, la posibilidad de compartir contenidos es su gran riqueza. Riqueza que, además, está generando negocio e industria, aparte de innovación tecnológica y cultural.